Foro Cocina
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Patatas bravas

Maite

Patatas bravas
« en: 23 de Diciembre de 2017, 09:57:17 pm »

Las patatas bravas constituyen uno de los aperitivos clásicos de la gastonomía española; y es que realmente podemos encontrarlas en cualquier rincón de España. Existen diversas recetas de patatas bravas, según de la región a la que nos refiramos; nosotros te presentamos, en esta ocasión una receta tradicional de patats bravas que puedes preparar en cualquier ocasión, y en sólo unos minutos. Así, lo fundamental para que nuestras patatas bravas queden perfectas es la salsa; con la cual cubriremos de manera parcial las patatas que preparemos.
Este tipo de salsa es picante; pero no te preocupes, el picor es mínimo y, en realidad, ayuda a darle un toque especial a nuestro plato. El picante puede aumentarse o disminuirse si añadimos pimentón o cayena; aunque esto dependerá enteramente de nuestras preferencias.
Porciones: Aproximadamente para 3 personas
Ingredientes:
•   3 cucharadas soperas de salsa brava
•   Aceite de oliva extra virgen
•   Sal al gusto
•   Perejil
•   3 patatas de tamaño mediano
Para la salsa brava:
•   ½ cucharada sopera de pimentón dulce
•   2 cucharadas soperas de  harina
•   500 ml de caldo de pollo
•   ½ cebolla de tamaño mediano

Patatas bravas

Modo de preparación
Comenzaremos picando la cebolla en trozos finos y la sofreiremos en 4 cucharadas de aceite de oliva, que verteremos y pondremos a calentar previamente en un sartén. Dejaremos la cebolla en el aceite hasta que tome un color transparente; en este momento deberemos de añadir el pimentón, tanto el dulce como el picante, revolviendo correctamente con una cuchara, para que los ingredientes se cocinen uniformemente.
Agregaremos la harina después de unos minutos, y dejaremos  en el sartén por un par de minutos más; después de este lapso de tiempo, añadiremos el caldo de pollo, poco a poco, y revolveremos  hasta que obtengamos un caldo  un tanto más espeso.
Cocinaremos  hasta que el pimentón y la harina se encuentren perfectamente cocidos. Así, pasaremos a mezclar la salsa con una batidora y, si deseemos que quede limpia de residuos, la pasaremos una o más veces por un colador de rejillas.
Es el momento de preparar las patatas; para ello, lo primero que tenemos que hacer es pelarlas correctamente y cortarlas en trozos de 2 centímetros por 2 centímetros aproximadamente (con que quepan en la boca de un solo bocado está bien). Calentaremos en otro sartén el aceite de oliva y las dejamos freírse a fuego medio hasta que tomen un color dorado; para ello, con 5 minutos será necesario; aunque deberemos de moverlas con una cuchara para evitar que se quemen o que se queden pegadas.
Una vez que las patatas han quedado listas, las pasaremos a escurrir sobre papel absorbente de cocina y dejamos que se enfríen un poco. Posteriormente, las colocaremos en un tazón o plato extendido y las bañaremos con la salsa brava que hemos preparado, pero sin bañarlas completamente, lo que le dará una mejor presentación.
Por último, le espolvorearemos un poco de perejil en trozos y las servimos de manera individual (si lo deseamos).