Foro Cocina
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Pastel de Kurtokalács

Pastel de Kurtokalács
« en: 11 de Marzo de 2018, 09:21:06 pm »

Hoy te presentamos una deliciosa receta de pastel que es conocida como Kustokalács o pastel de chimenea, un postre típico de la gastronomía húngara. Se dice que este dulce es el más antiguo de todo el país, y si eres un amante de los postres y deseas conocer más de la gastronomía de este país de Europa del Este, entonces debes de preparar esta receta cuanto antes:
Ingredientes:
•   15 gramos de levadura fresca
•   1 pizca de sal
•   2 cucharadas de azúcar
•   375 gramos de harina
•   3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
•   130 ml de leche
•   1 huevo grande
•   Mezcla de azúcar y canela al gusto.


Modo de preparación:

Comenzaremos con mezclar en un recipiente hondo el azúcar, la leche a temperatura ambiente y la levadura, deberemos de remover correctamente hasta que se disuelvan los ingredientes en la leche.
En otro recipiente mezclaremos el aceite, con el huevo, la harina y la sal; de preferencia con una batidora eléctrica para que todo quede perfectamente integrado; añadiremos la mezcla previa que hemos hecho con la leche, la levadura y el azúcar.
Amasaremos unos minutos hasta que la masa ya no se pegue. Con esta masa formaremos una especie de bola y la dejaremos en una mesa limpia para que repose, tapdo con un paño húmedo, hasta que la masa duplique su tamaño (en ocasiones se deben de esperar hasta dos horas).
En tanto la masa alcanza dicho tamaño, debemos de preparar las bandejas en las que hornearemos la masa. Colocando papel de cocina especial para hornear en el fondo y alrededor; o bien, embadurnando bien con mantequilla y/o aceite.
Regresando a la masa, la estiramos con un rodillo y la enharinamos para impedir que se pegue en la masa. Así, cortamos en forma de rectángulos de tu preferencia, pero que nos permita formar un cilindro con ayuda del rodillo.
Una vez que quede listo el cilindro lo cerramos pegando la masa; dejando sólo una abertura en uno de los extremos, cada cilindro lo vamos a colocando en la bandeja para hornear y lo introducimos en el horno a una temperatura de 200 grados durante alrededor de 20 minutos; aunque lo ideal es revisar de vez en vez el resultado, apra evitar que la masa se pegue o se queme.
Ahora lo sacamos y lo retiramos, para rellenarlo y colocarlo otros 5 minutos en el horno, ahora a menos temperatura.
Ahora pasamos a retirar la bandeja del horno, con sumo cuidado,  y dejamos reposar durante unos minutos, con el fin de que podamos manipular mejor los rollos que hemos formado. También puedes preferir colocar el relleno al final para que esté un tanto frío; o bien introducirlo unos minutos en el refrigerador y luego rellenar los cilindros que formamos con la masa.
Listo, ya tenemos nuestro postre tradicional húngaro, perfecto para preparar y compartir con la familia. Si no se terminan, puedes guardar los rollos en un taper en el refrigerdor; ya que te durarán uno o dos días más.