Foro Cocina
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Marquesa de almendras

Dalia

Marquesa de almendras
« en: 01 de Enero de 2018, 09:16:24 pm »

La marquesa de almendras, con tan sólo nombrarla y pensar en ella, ya causa un sensación de empalago, pero agradable.
Y es que no ha habido hasta ahora, un dulce que supere a la marquesa de almendras a la hora de merendar o en una fiesta. Muchas personas prefieren el chocolate o la nutella en ellas. Sin embargo, según encuestas realizas a nivel mundial, ese pedazo cubierto con almendras garrapiñadas se mete en la final, como cualquier buen equipo.
Consumida e idolatrada en muchos países de diversos continentes. Por lo cual, no pude ser casualidad que todo el mundo coincida en lo mismo.


“No es que sean mejor o peor las de chocolate u otro tipo de marquesas que tengan que ver con el cacao. Sólo que incrementan un poco esa sensación de extra dulce que a veces causa un efecto contrario en ti. En lugar de disfrutarla, te hastías sin haber llegado si quiera a la mitad”, afirma un conocido repostero español de Madrid, Perez-Revilla.
Ingredientes
Lo básico. Plantillas de pastelería, crema pasteurizada para batir, huevo, azúcar (lo suficiente para que alcance para hacer el caramelo), leche condensada, almendras garrapiñadas y mantequilla son los elementos que te otorgarán un enlace directo a la gloria.
¿Por qué es la que más gusta?
“La marquesa, cuyo sabor original es extremadamente dulce, necesitaba un toque neutro para evitar el empalago en las personas. Es por eso que nace la marquesa de almendras. Y no se consiguió, a la hora de su concepción, un mejor ingrediente para contrarrestar tanto sabor a dulce que la almendra. Ellas logran neutralizar cualquier elemento base parecido a este caso”, sostiene Perez-Revilla, refrescando un poco la historia.   
Por si quieres aprender
•   Primero debes preparar el bizcocho, y trabaja para que el resultado final sea satisfactorio y esponjoso. No olvides que es una torta fría.
•   Se precalienta el horno a 180°C.
•   Separar la clara de las yemas. ¡Esencial! Luego guarda las yemas y coloca las claras en un recipiente.
•   Intenta llevar las claras al punto de nieve, y una vez conseguido el objetivo, comienza a agregar poco a poco las yemas y el azúcar sin parar de batir.
•   Agrega la harina y continúa batiendo a baja temperatura hasta que la masa alcance la homogeneidad.
•   Vierte la mezcla en un recipiente engrasado con anterioridad. Y puedes comenzar a hornear durante 40 minutos.
•   Mientas el bizcocho se enfría, prepara la crema de relleno.
•   Bate los 250 gr. de mantequilla, añade leche condensada y, si gustas, un poco de esencia de vainilla. ¿Listo? Pues, lleva la crema a la nevera para que se enfríe.
•   Sólo resta preparar el caramelo con el azúcar que sobra y tostar las almendras.
Ahora, a ensamblar…
•   Corta el bizcocho por la mitad y agrega un poco de licor de almendras en la parte inferior.
•   Coloca la crema, la mitad de las almendras y la mitad del caramelo.
•   Vuelve a colocar la parte de arriba del bizcocho y empapa nuevamente con licor de almendra.
•   Termina con más crema, caramelos y almendras fileteadas
•   ¡Ponla en la nevera, espera que enfríe y listo!